Desafortunadamente, no enviamos a tu país.

SERVICE CHAT TALK TO THE PEOPLE THAT BUILD YOUR BIKE:

CHAT IS NOT AVAILABLE RIGHT NOW. WE WILL BE BACK ONLINE SOON.

Estaremos disponibles de nuevo el lunes desde las 09:00. Envíanos un e-mail.
Difucultad: fácil
Estos trabajos son sencillos para cualquiera interesado en el ciclismo. Para esta reparación el cliente no necesita ninguna herramienta, o tan sólo herramientas estándar como llaves Allen, alicates o destornilladores. En esta categoría encontrarás todo loque necesitas para ajustar tu bicicleta.
Herramientas: Temas similares: Imprimir artículo

Chirridos y crujidos en los frenos de disco

english version (original)

No es raro que se produzcan chirridos y crujidos en los frenos de disco, especialmente en el caso de bicicletas nuevas.

A continuación se indican algunos consejos para poder reducir dichos ruidos:


1. Si has recorrido menos de 300 km en la bicicleta, los frenos aún no se han “asentado” por completo. En este caso es muy probable que los ruidos desaparezcan por sí mismos.

2. Una causa frecuente de chirrido en los frenos de disco es que los discos estén sucios. Para limpiarlos, desmonta las ruedas y limpia los discos a conciencia con agua o un producto de limpieza especial adquirido en una tienda para bicicletas. . imagen 1 Los discos grasientos requieren una limpieza cuidadosa, sin embargo, las zapatas de freno grasientas no se pueden limpiar y deben sustituirse. En tal caso ponte en contacto con nuestro Centro de atención en el tel: +34 902 995 045 Lunes a Viernes 9.00am – 5.00pm.

3. Se producen ruidos y chirridos si los discos de freno no están correctamente centrados entre las zapatas de freno. Otra causa habitual es que la rueda no esté correctamente centrada en el cuadro. Para solucionarlo, coloca la bicicleta sobre una superficie plana. Afloja el cierre rápido y levanta la bicicleta ligeramente del suelo sin las ruedas. A continuación, empuja el manillar hacia abajo hasta que las punteras se acoplen completamente en las ruedas delantera y trasera. imagen 2 A continuación, vuelve a apretar los cierres rápidos.

Consejo: las palancas del cierre rápido deben apuntar hacia la parte trasera cuando estén apretadas, de lo contrario es fácil que queden atrapadas ramitas entre la palanca del cierre rápido y el cuadro.

4. Lija las palancas de freno limpiadas con papel de lija áspero. imagen 3 Advertencia Ten especial cuidado al realizar cualquier tarea sobre los discos de freno ya que los bordes del disco están muy afilados.
5. Comprueba que todos los tornillos y tuercas que conectan el cuerpo del buje al disco de freno estén correctamente apretados. Asegúrate también de respetar el límite de par de 6 Nm. ¡No gires las tuercas si ya están apretadas! imagen 4

6. Frenos de disco en una bicicleta nueva

No es infrecuente que los frenos de disco en una bicicleta nueva produzcan ruidos de chirrido, especialmente al tomar una curva, al bajarse del sillín o cuando están sometidos a cargas extremas. También se producen chirridos fuertes en tales circunstancias. Esto no tiene por qué significar que el freno está mal ajustado. Un disco de freno nuevo también necesita “asentarse”.

Si el freno solo chirría ligeramente de forma ocasional, lo mejor suele ser sencillamente aceptar estos ruidos. Algunas veces el espacio entre las zapatas de freno y el disco es tan reducido que suele ser inevitable que las zapatas raspen ligeramente el disco. Especialmente cuando la bicicleta dispone de discos muy delgados, a veces ocurre que el disco suprime los chasquidos.

Las zapatas de freno y los discos nuevos siempre necesitan “asentarse” cuando son completamente nuevos. La frenada permite que las zapatas y el disco se vayan adaptando entre sí. Para ello a veces es necesario llegar a recorrer hasta 300 km, por tanto, durante los primeros 300 km se deben evitar las frenadas en seco. Además se recomienda evitar frenar de forma continuada en descensos prolongados y frenar suavemente siempre que sea posible.

CONSEJO Las palancas de los cierres rápidos deben apuntar siempre hacia atrás. De lo contrario, la palanca podría atrapar ramas.

PELIGRO Limpia a fondo los discos de freno y elimina por completo cualquier resto de grasa o aceite en los componentes del freno.

PELIGRO El borde de los discos es muy afilado. ¡Ten mucho cuidado de no cortarte los dedos!

PELIGRO Si hay fugas de líquido de freno o si los frenos o la manguera están dañados, deja de utilizar la bicicleta de inmediato. En este caso ponte en contacto con nuestro Centro de atención en el tel: +34 902 995 045 Lunes a Viernes 9.00am – 5.00pm

Canyon está en constante evolución para garantizar que la calidad y la precisión de la información contenida en este Centro de Soporte Técnico. Cualquier reparación o ajustes que realices en tu bicicleta está bajo tu entera responsabilidad. Si tienes cualquier duda acerca de lo que debes hacer, deberías enviar tu bici a Canyon o llevarla a cualquier taller especializado. Canyon no garantiza o aceptará responsabilidades sobre la información contenida en este Centro de Soporte Técnico.


Imagen 1: Limpia los discos a fondo

Imagen 1: Limpia los discos a fondo

Imagen 2: Presiona el manillar para empujar las punteras al eje

Imagen 2: Presiona el manillar para empujar las punteras al eje

Imagen 3: Aplica papel de lija a los discos

Imagen 3: Aplica papel de lija a los discos

Imagen 4: comprueba si las tuercas están correctamente apretadas

Imagen 4: comprueba si las tuercas están correctamente apretadas

¿Te ha ayudado este artículo?SiNo

Pure Cycling.